¿Qué beneficios presenta la comida árabe?

beneficio de la comida arabe

¿Qué beneficios presenta la comida árabe?

La comida árabe es uno de los platos más demandados últimamente por los clientes. Esto se debe a los grandes beneficios que nos presenta este tipo de gastronomía.

La mayoría de los platos árabes combinan alimentos que provocan una explosión de sabores única y, además, muy beneficiosa para la salud.

Los productos vegetales, las hierbas, legumbres, harinas y carnes molidas son algunos de los ingredientes principales de la gastronomía árabe. También destaca el uso de derivados del queso y la leche, lo que aporta a los platos proteínas ideales para los músculos y los huesos. Cabe destacar el uso de yogur en las elaboraciones o como salsa, ya que controla los ácidos del estómago de manera positiva.

Las semillas y los frutos secos como son almendras, piñones, nueces… nos aportan una alta cantidad de grasas monosaturadas que nuestro cuerpo necesita. Proteínas fibra, antioxidantes… son las claves perfectas para que el menú nos haga sentirnos satisfechos.

Algunos de los platos árabes que más se recomiendan son:

FALAFEL:

Son una especie de albóndigas planas hechas con legumbres, como los garbanzos. Son platos altos en fibra por lo que son muy recomendables.

 

TAHIN:

Es un puré realizado con una base de semillas de ajonjolí. Este tipo de platos se combinan con carne o se puede usar como salsa.

MASKINA:

Es un postre. En concreto es una torta y está elaborada con una base de harina y con una decoración de frutos secos.

Estos son solo algunos de los beneficios que se pueden encontrar en los platos de la gastronomía árabe. En restaurante Beirut te estamos esperando con los mejores platos de esta increíble gastronomía. ¡Ahora también servimos a domicilio!

Descubre la cocina árabe en España

hummus

Descubre la cocina árabe en España

No es posible hablar de la comida española o la dieta mediterránea sin reparar en la importancia del legado de la gastronomía árabe de Al-Andalus. Gran parte de la cocina actual del país es heredada de la tradición musulmana.

La aportación árabe a nuestra cocina es inmensa, no obstante, proviene de una cultura que integra tradiciones diversas, influenciadas por los preceptos del Corán. Esta riqueza se debe también a las diferencias entre las tradiciones culinarias de la ciudad y del campo.

Los musulmanes introdujeron o popularizaron en España ciertos alimentos como: la berenjena, la caña de azúcar, el albaricoque, el arroz o los cítricos. En cuanto a carne, las preferidas de los árabes son, sobre todo de cordero y aves. También contaban con prohibiciones alimentarias como el cerdo y las bebidas fermentadas, no siempre respetadas en la España musulmana.

Aparecían pocas recetas de pescado en los libros de cocina, aunque no por motivos religiosos sino debido a los consejos médicos. Las clases altas consumían poco pescado y nada de marisco, sin embargo, las clases más bajas consumían una abundante cantidad en las costas, donde se vendía frito, crudo o salado.

Uno de los dulces más apreciados por los musulmanes que ha quedado en la cocina española es el arroz cocido con leche. La lista de dulces árabes es amplia, con ingredientes tales como, azúcar, miel y frutos secos, destacando los mazapanes y bollos o pasteles maimones. Además, nos han dejado los sorbetes fríos de limón, miel o diversos sabores.

Otros platos como el Cous Cous, faláfel y shawarma también pertenecían a la gastronomía árabe y se han integrado en la española, contamos sus ingredientes a continuación.


Tres platos de referencia

  • Cous Cous. Se llamaba cuz cuz en España antiguamente. Es un plato tradicional a base de sémola de trigo. Se cuece en ollas especiales al vapor que se desprende al hacer en la parte inferior de estas un estofado de carne y verduras. Se sirve como guarnición.
  • Faláfel. Son unas de albóndigas o croquetas redondas hechas con pasta de garbanzos crudos, huevos y ajo. Se aderezan con sal, pimienta, perejil y comino y se fríen en aceite de oliva.
  • Shawarma. Es un bocadillo cuyo ingrediente principal es la carne de cordero o pollo, adobada y asada lentamente. El asado es vertical y giratorio, y se cortará en tiras que después se introducen en pan de pita acompañada de verduras y salsas picantes.

Después de este paseo por la gastronomía árabe, si te has quedado con ganas de probar de los platos, en restaurantebeirut.es podrás degustar tanto cocina árabe como libanesa.