La cultura del té moruno

La cultura del té moruno

La cultura del té moruno

No todo va a ser comida siempre, hoy en Restaurante Beirut os vamos a contar sobre otro de los elementos estrellas de nuestra gastronomía árabe y libanesa, el té. En especial, os contaremos todo sobre la cultura del té moruno.

Para la cultura árabe el té forma parte de su historia y cultura, por lo que es muy importante y valioso para ellos. Los árabes utilizan el té como símbolo de amistad y de hospitalidad, por lo tanto, es común que se ofrezca o haya té en las celebraciones principales, como puede ser antes de iniciar un negocio como símbolo de cortesía.

También se suele ofrecer en algunas tiendas una taza de té para hacer sentir al cliente bienvenido, por lo que si os pasa alguna vez no dudéis en aceptarla, ya que de lo contrario puede considerarse como falta de educación. Se suele consumir antes y después de la comida, y es una actividad muy común para pasar el rato con los amigos.

Los bereberes y sus bebidas calientes

El té moruno que conocemos hoy en día llegó de mano de los británicos buscando comercio con las plantaciones que tenían en la India, pero desde hace mucho antes se consumía té en esta cultura. En las zonas más al sur de Marrueco habitan los bereberes, que son conocidos como “la gente del desierto” y es de conocimiento popular que solían hervir el agua que encontraban para hacerla más potable. Al agua que hervían le solían añadir hierbas y especias para darle un sabor diferente, una vez que llegó el té y el azúcar la receta fue cambiando.

La cultura del té moruno

Receta original

El té moruno o té marroquí se caracteriza principalmente por su fuerte sabor a menta, ya que es la hierba característica de este té y la que le proporciona el sabor principal. Se solía hacer originalmente con un té verde chino llamado Gunpowder o Chu mee, debido a que la forma en la que se recolectan las hojas hace que el sabor adquiera más fuerza. Actualmente también sirve cualquier tipo de té verde, aunque cuanto mayor sea la calidad del té verde mejor nos quedará nuestro té. Para contrarrestar el sabor amargo del té se suele añadir grandes cantidades de azúcar lo que le da un sabor muy dulce.

Es una bebida antioxidante natural que nos ayuda a mantener hidratada nuestra piel, y como es conocido, el té verde es una bebida diurética aportando muchos beneficios a nuestra piel.

Te invitamos a que vengas a nuestro restaurante y pruebes el té moruno, estamos seguro de que no te arrepentirás.

Motivos para comer carne halal

Carne halal

Motivos para comer carne halal

Existen carnicerías con un certificado halal, pero ¿qué significa?, ¿qué carnes venden?, ¿en qué se diferencian de la carne habitual? Hoy, en Restaurante Beirut, te explicamos los motivos para comer carne halal.

Halal significa permitido, beneficioso… Y es lo que recomienda el Corán a los musulmanes en sus costumbres. No solo las personas musulmanas comen carne halal, hay muchas personas que la comen por otros motivos y hoy os lo vamos a explicar.

En la carne halal, los animales son alimentados de forma natural, no están alimentados con nada que lleve hormonas de crecimiento artificial o proteína animal. Se desarrollan de forma natural, eso lo podemos ver cuando ponemos un filete en una plancha y no pierde agua, se queda del mismo tamaño. 

Viven libremente en el campo. Cuando lleva la denominación halal uno de los requisitos principales es que los animales no están criados en ganadería intensiva, están lo más libres posibles y viven en condiciones decentes. Comen pasto fresco, heno o forraje. Tiene lugar para moverse, así ejercitará los músculos y la carne será más magra.

Aunque parezca sorprendente, este tipo de carne se adquiere a precios asequibles. Aparte, los adobos de las carnicerías halal son totalmente caseros. Aportan sabores muy intensos porque suelen utilizar especias naturales, como por ejemplo la pimienta, el jengibre, el perejil, pimentón… El Islam prohíbe varios aditivos artificiales.

En las carnicerías halal podrás encontrar todo tipo de carne, ternera y vaca vieja, pollo y pavo, cordero, cabrito, buey, salchichas, hamburguesas, embutidos…Lo que no vas a encontrar por ejemplo, puede ser morcilla, ya que el Corán prohíbe comer animales ya muertos o desengrasados, ni carne de cerdo.

¡Quédate con nosotros para conocer mucho más! Contacta con nosotros.

¿Qué beneficios presenta la comida árabe?

Beneficio de la comida árabe

¿Qué beneficios presenta la comida árabe?

La comida árabe es uno de los platos más demandados últimamente por los clientes. Esto se debe a los grandes beneficios que nos presenta este tipo de gastronomía.

La mayoría de los platos árabes combinan alimentos que provocan una explosión de sabores única y, además, muy beneficiosa para la salud.

Los productos vegetales, las hierbas, legumbres, harinas y carnes molidas son algunos de los ingredientes principales de la gastronomía árabe. También destaca el uso de derivados del queso y la leche, lo que aporta a los platos proteínas ideales para los músculos y los huesos. Cabe destacar el uso de yogur en las elaboraciones o como salsa, ya que controla los ácidos del estómago de manera positiva.

Las semillas y los frutos secos como son almendras, piñones, nueces… nos aportan una alta cantidad de grasas monosaturadas que nuestro cuerpo necesita. Proteínas fibra, antioxidantes… son las claves perfectas para que el menú nos haga sentirnos satisfechos.

Algunos de los platos árabes que más se recomiendan son:

FALAFEL:

Son una especie de albóndigas planas hechas con legumbres, como los garbanzos. Son platos altos en fibra por lo que son muy recomendables.

 

TAHIN:

Es un puré realizado con una base de semillas de ajonjolí. Este tipo de platos se combinan con carne o se puede usar como salsa.

MASKINA:

Es un postre. En concreto es una torta y está elaborada con una base de harina y con una decoración de frutos secos.

Estos son solo algunos de los beneficios que se pueden encontrar en los platos de la gastronomía árabe. En restaurante Beirut te estamos esperando con los mejores platos de esta increíble gastronomía. ¡Ahora también servimos a domicilio!

Descubre la cocina árabe en España

Hummus

Descubre la cocina árabe en España

No es posible hablar de la comida española o la dieta mediterránea sin reparar en la importancia del legado de la gastronomía árabe de Al-Andalus. Gran parte de la cocina actual del país es heredada de la tradición musulmana.

La aportación árabe a nuestra cocina es inmensa, no obstante, proviene de una cultura que integra tradiciones diversas, influenciadas por los preceptos del Corán. Esta riqueza se debe también a las diferencias entre las tradiciones culinarias de la ciudad y del campo.

Los musulmanes introdujeron o popularizaron en España ciertos alimentos como: la berenjena, la caña de azúcar, el albaricoque, el arroz o los cítricos. En cuanto a carne, las preferidas de los árabes son, sobre todo de cordero y aves. También contaban con prohibiciones alimentarias como el cerdo y las bebidas fermentadas, no siempre respetadas en la España musulmana.

Aparecían pocas recetas de pescado en los libros de cocina, aunque no por motivos religiosos sino debido a los consejos médicos. Las clases altas consumían poco pescado y nada de marisco, sin embargo, las clases más bajas consumían una abundante cantidad en las costas, donde se vendía frito, crudo o salado.

Uno de los dulces más apreciados por los musulmanes que ha quedado en la cocina española es el arroz cocido con leche. La lista de dulces árabes es amplia, con ingredientes tales como, azúcar, miel y frutos secos, destacando los mazapanes y bollos o pasteles maimones. Además, nos han dejado los sorbetes fríos de limón, miel o diversos sabores.

Otros platos como el Cous Cous, faláfel y shawarma también pertenecían a la gastronomía árabe y se han integrado en la española, contamos sus ingredientes a continuación.


Tres platos de referencia

  • Cous Cous. Se llamaba cuz cuz en España antiguamente. Es un plato tradicional a base de sémola de trigo. Se cuece en ollas especiales al vapor que se desprende al hacer en la parte inferior de estas un estofado de carne y verduras. Se sirve como guarnición.
  • Faláfel. Son unas de albóndigas o croquetas redondas hechas con pasta de garbanzos crudos, huevos y ajo. Se aderezan con sal, pimienta, perejil y comino y se fríen en aceite de oliva.
  • Shawarma. Es un bocadillo cuyo ingrediente principal es la carne de cordero o pollo, adobada y asada lentamente. El asado es vertical y giratorio, y se cortará en tiras que después se introducen en pan de pita acompañada de verduras y salsas picantes.

Después de este paseo por la gastronomía árabe, si te has quedado con ganas de probar de los platos, en restaurantebeirut.es podrás degustar tanto cocina árabe como libanesa.