BAKLAWA: La tentación más dulce

Os traemos una de las mejores delicias de Oriente Medio: los Baklawa, unos pastelitos libaneses elaborados con frutos secos y miel a los que no podrás resistirte.

Antes y ahora

Los Baklawa tienen años de tradición. Se reservaban para ocasiones especiales y era una deicatessen al alcance de las clases más acomodadas. Hoy, puedes disfrutar de ellos en nuestro Restaurante Beirut.

Podrás acompañarlos con un delicioso té para potenciar su sabor, y si quieres completar este ritual árabe ¡te ofrecemos cachimbas para culminar a experiencia!

Si prefieres probarlos en casa, también te llevamos esta riquísima porción de la gastronomía árabe hasta tu casa.

Si no te han dejado indiferente, y te animas, te dejamos esta receta para elaborarlos en casa: ¡Atentos!

Ingredientes:

  • 500 gr de frutos secos (nueces, pistachos o almendras). Puedes hacer pastelitos con un tipo de fruto seco o mezclarlos.
  • Una cuchara sopera de canela
  • Una cucharadita de nuez moscada
  • 200 gr de mantequilla
  • 125 gr de azúcar
  • Limón
  • 50 ml de agua de azahar
  • Un clavo de olor
  • 14 láminas de pasta filo
  • Agua

Elaboración:

  • Primero trituramos todos los frutos secos y los mezclamos con 50 gramos de azúcar y la canela.
  • Dentro de un molde untado con mantequilla (podemos utilizar uno de forma rectangular), extendemos un par de láminas de pasta filo y las untamos con mantequilla derretida. Después, extendemos sobre ellas una capa de la mezcla de frutos secos, canela y azúcar, y volvemos a poner encima otra lámina de pasta y otra capa de frutos secos. Terminamos con dos capas de masa filo y aplastamos para que todo quede prensado.
  • Posteriormente, metemos la preparación en la nevera durante 40 minutos. Una vez fría, cortaremos el pastel en trozos pequeños y cuadrados.
  • Luego los hornearemos durante 8 minutos a 180º, con calor arriba y abajo.
  • Mientras los pastelitos están en el horno, preparamos una mezcla almibarada con el agua de azahar, 75 gramos de azúcar, los clavos, la piel del limón, el zumo de medio limón y el agua.
  • Cuando saquemos los pastelitos del horno, verteremos el almíbar por encima y podemos añadir un puñadito de pistachos machacados.
  • Dejar enfriar a temperatura ambiente.

Seguro que te salen exquisitos, pero ya que os hemos dejado con ganas de probarlos, os esperamos en nuestro Restaurante Beirut para deleitaros con su original sabor.